Crónicas desde Benicàssim

A propósito del sábado, un día grande en Madrid pero decepcionante en Benicàssim: Cuando el rock-n-roll corre por sus venas.

¿Le gusta a los lectores de ADN.es las películas de George A. Romero? ¿Verdad que sí? En ese caso, adorarán venir a Benicàssim. El cansancio hace mella en los fibers y muchos caminan con los hombros caídos y la mandíbula desencajada. Sólo hay que eludir los mordiscos, y todo lo demás irá bien. Sigue leyendo.

Por cierto, agradecimientos: a las hermanas García; a Cris por darnos el mejor alojamiento de la comarca y a Marta por dejarme su ordenador para escribir las crónicas, este portátil tiene un teclado suave suave que casi se escriben solas.

¿Compartes?