Desde Atenas en diferido (2)

Me preparo una infusi?n, abro una lata (griega) de Caprice y me dispongo a continuar con el relato de mi semana de vacaciones en Atenas. Ma?ana har? una semana que me fui.

LA COMIDA Y LA BEBIDA
Otra curiosidad con respecto a los bares y cafeter?as, adem?s de la que comentaba sobre los vasos de agua en mi primer post ateniense, son los tickets de las consumiciones. Te los traen enroscados dentro de un vaso de cristal tama?o chupito. Siempre. A pesar de que pretend?an atormentarme con la idea de que siendo vegetariana me perd?a un 80% de la cocina griega, cada d?a com? platos diferentes y absolutamente deliciosos. El hummus griego, por ejemplo, m?s cargado de lim?n de lo habitual y muy delicado. O las peque?as jud?as de ojo negro, prietas y sabrosas. Por no hablar de la excelente, impresionante, cocina cretense con la que nos hinchamos hasta no poder m?s durante mi ?ltima noche, en casa de Alexia Theodoraki y Nikos Manousakis (?no es verdad que suena a japon?s?). El vino griego es bueno, pero no he aprendido gran cosa al respecto, la verdad. Prob? un blanco y un rosado. No s? por qu? motivo Nicholas pens? que me iba a extra?ar de la existencia de un vino «pink». Me di? mucha risa. Tambi?n prob? la cerveza Mythos, que es nueva. Y rica. Amarga y suave. Y ?ah!, all? la Jeineken no hace espuma ni entra en ebullici?n escap?ndose de la botella al golpearla con la mesa. Aunque han sido invadidos por Zara, no est?n colonizados por McDonalds o Burger Kings. Los griegos zampan hamburguesas en una cadena llamada Goodies. Con un men? te regalan una camiseta de alguno de esos infames grupos griegos que mezclan el pop mainstream con el folklore.
SUNIO
Sin pensarlo mucho, hicimos una excursi?n. Despu?s de hacer algunos recados en el puerto (Nicholas tiene negocios farmac?uticos con los barcos) salimos de la ciudad por una carretera que nos llevaba hacia el sur. A una hora y media se encuentra Sunio, el punto m?s al sur de la pen?nsula ateniense en el extremo de cuyo cabo de alza un bien conservado templo dedicado a Poseid?n. Dejando atr?s el turismo, los gu?as y las ruinas, Nicholas y yo avanzamos todo lo que la seguridad nos permit?a antes de despe?arnos. Nos sentamos, dejando caer las piernas hacia las rocas, frente al mar. Impresionante mar. Azul intenso. No verde como en el Atl?ntico. No claro como en el Levante. Azul oscuro. Y el cielo. As? es el Egeo. ?Pero c?mo no van a levantar en ese lugar un templo para el Dios del mar, si aterra e impone, si se te traga, si te sientes peque?ito y a la vez protagonista?
help01_baja.jpg
Aqu? dejo un enlace a un video. En el cap?tulo de freakadas, la siguiente fotograf?a, que habla por si misma. Estaba a la entrada del acceso a la colina del templo, en el aparcamiento. LOS OL?MPICOS Ya coment? en el anterior post que Atenas est? parcialmente andamiada con vistas a los Juegos Ol?mpicos del a?o que viene, as? como totalmente condenada a pagarlos durante los pr?ximos 30 a?os. Christopher me dec?a, mientras sorte?bamos baches y vallas, «al menos en Barcelona os sali? rentable». Yo no siento ninguna simpat?a por los deportes como espect?culo, adem?s de desconfiar -sin mucho dato pero con mucho instinto- de este tipo de megaloman?as como es la cosa ol?mpica. Buscando, he encontrado que, obviamente, no soy la ?nica en oponerse como concepto ni de manera local: Anti Atenas 2004 Alianza Anti-Ol?mpica International Network Against Olympic Games and Commercial Sports anti-Olympic Games Apoyo a la casa ocupada Lelas Karayanni. En el 97 hubo concentraciones y actos de protesta en Atenas pero fueron acalladas. Se construy? un aeropuerto nuevo (Venizelos, donde aterric?) y se est? terminando una m?s que necesaria carretera de circunvalaci?n para la embotellada ciudad. Tambi?n se han construido nuevas l?neas de metro (durante a?os s?lo ha habido dos) y se han actualizado los trenes. Pero ?era esta la manera de hacerlo? Y ?es ah? donde era necesario invertir ese dinero? Yo NO QUIERO Juegos Ol?mpicos en Madrid en el 2012. Y si los hay, ese a?o me voy a otro pa?s. Si eligen a Madrid como finalista se sabr? en julio de 2004. La ciudad seleccionada se anuncia un a?o despu?s. Eso quiere decir que al menos durante 9 meses (o quiz? durante 21) tendremos que seguir aguantando esa costosa carrera de inversi?n y promoci?n del M2012.
EL REGRESO
Con la mente y la vista igual de nublada que el cielo.
flights02_baja.jpg flights02_baja.jpg