El guionista Antonio Onetti, elegido nuevo presidente de la SGAE

Son mandatos pensados para cuatro años pero Antonio Onetti es el cuarto presidente de la SGAE en 18 meses. La elección se ha producido en una Junta Directiva extraordinaria convocada en la mañana de este jueves 30 de abril, después de quince días de presidencia interina de Fermín Cabal, por ser el miembro de mayor edad. Los estatutos le daban a Cabal un mes para que la junta eligiera un presidente, tras la moción de censura que expulsó a Pilar Jurado del sillón principal, pero no ha agotado el tiempo. Onetti ha recibido 21 votos a favor, seis en contra y ocho abstenciones.

El mecanismo de destitución contra Pilar Jurado fue urdido por 22 personas descontentas con los quince meses de gestión de la soprano, en los que no consiguió recuperar la confianza del Ministerio de Cultura, que amenaza con retirar a la SGAE la licencia para operar, ni de la confederación internacional de sociedades de gestión de derechos, la Cisac, que mantiene a la entidad en cuarenta con una expulsión de un año que se puede prolongar.La elección de Onetti se ha producido entre los miembros de la Junta Directiva, la cual ha sufrido una única variación durante los quince días de Fermín Cabal, con la destitución como vicepresidenta del colegio de pequeño derecho, el que representa a los músicos, de Inma Serrano, aunque esta sigue manteniendo su asiento en la mesa de 35 miembros. Serrano ha puesto su cese en manos del despacho del abogado Cándido Conde-Pumpido, el cual está estudiando acciones legales. El órgano de Gobierno que sí ha sido más profundamente intervenido es el Consejo de Dirección, formado por 14 miembros de la Junta más su presidente. En él, se ha renovado la práctica totalidad, a excepción de uno, de los miembros del colegio de los músicos. Según fuentes internas de la entidad, esta renovación era necesaria para sacar a las personas con conflictos de intereses, los partidarios de la llamada rueda de las televisiones, del gobierno de la institución. Miguel Ángel Chastang, Pablo Pinilla, Inma Serrano e Iván Sevillano salieron del Consejo de Dirección y fueron sustituidos por José de Eusebio, Teo Cardalda, Juan Parrilla y Pablo Salinas, este último, además, ocupó la vicepresidencia por parte del colegio de músicos. También ha desaparecido del equipo directivo el polémico nombramiento de Clifton J. Williams como subdirector general, no autorizado por el Ministerio de Cultura al tratarse de un cambio en el organigrama con la creación de un puesto que antes no existía.

Sigue leyendo en eldiario.es

¿Compartes?