El Imperio del Mal

«El Imperio del Mal», como la canci?n de Migala que viene en el CD «Benic?ssim 2004» que estoy escuchando ahora. La secuenciaci?n es de Aldo. El recopilatorio, este a?o, mola, de verdad. Bueno, he tenido un momento 3) «risas-muchas-risas» leyendo los comentarios a mi ?ltima entrada. Hoy he pasado por estados de ?nimo diferentes, desde el: 1) la he cagado. Pasando por el 2) soy la persona m?s desinformada de la Oficina del FIB, y acabando en el punto 3) que mencionaba antes. Por cierto, no puedo colgar fotos porque dice la zorra de mi ibook que est?n todas corruptas. (??!!??). La verdad es que no me extra?a, con la de conspiraciones urdidas para ganar dinero y burlarse de la gente… quiz?s esta es una de ellas. Antes me han dicho que el FIB iba a emitir un comunicado oficial sobre el tema Morrissey. He mandado un email pero no he recibido respuesta. As? que: qu? se yo. En serio. Que nadie tome mi palabra como fuente veraz, que yo trabajo desde casa y no me entero de las cosas. Por no enterarme, hoy me han corregido: se abri? cava con Lou Reed antes que con Morrissey. Mi top 5 de lo que v? por monitores: 1) Einst?rzende Neubauten. 2) Scissor Sisters. 3) Franz Ferdinand (y mira que en Manchastar me aburrieron). 4) Yann Tiersen. 5) Primal Scream. Mi top 5+1 de lo que v? (al menos una canci?n) en vivo y en directo: 1) Kraftwerk. 2) Pet Shop Boys. 3) Tindersticks. 4) Belle and Sebastian. 5) Brian Wilson. 6) Patrick Wolf. Mi top 5 de grandes p?rdidas: 1) Entre R?os. 2) Colder. 3) Lali Puna. 4) Ricky contra Ricardo. 5) LCD Soundsystem. Todo en no particular order. Como le dec?a a un amigo esta ma?ana por email, nunca un artista me ha decepcionado en el ?mbito laboral-personal como me ha fascinado en el ?mbito art?stico, a la vez. Estoy muy dolida, muy decepcionada, muy jodida. Para m? Morrissey no es cualquiera y el FIB, imaginad, no es cualquier cosa. He trabajado en 8 ediciones. He asistido a todas y he dirigido su peri?dico durante 6. ?Vivo del Festival! Y a la par lo quiero. En serio: lo adoro. Por eso dej? de trabajar en la oficina: no quer?a llegar a odiarlo. Creo que todo esto lo expres? Joan mejor que yo. No he hablado del lunes. Maxi me tortura imparable con el sonido de tambores cada vez que me ve, deshecho en risas, porque «cerramos la fiesta y abrimos la playa», como cuenta Carolina. La copio: las seis de la ma?ana el sol despuntaba, y quienes me acompa?aban no ten?an la menor intenci?n de encerrarse en sus habitaciones de hotel. Fui, poco m?s o menos, empujada a quedarme, a quedarme sin sue?o, a quedarme en la arena perdiendo la identidad y la verg?enza. Quiz?, pienso ahora, era lo correcto: de ninguna habitaci?n de hotel habr?amos sacado tanta dulzura, tanto b?lsamo para el alma, como de aquel ba?o de amanecida en la playa salpicada de cad?veres de la fiesta, embutidos en nuestras bragas rojas y nuestros calzoncillos negros (?stos, muchos m?s discretos que aqu?llas). Haciendo «actividades» acu?ticas, nadando hasta la plataforma flotante, tir?ndonos de cabeza, apretando bien los ojos para que las lentillas no desaparecieran en agua salada. Que no ten?a sue?o, que no ten?a. Que el sol auguraba otro d?a y ?ste ya s? amaneciendo sin manta de presi?n. Sin ?pice de sensualidad, y plenos de sensualidad. Se descosieron las bocas, se desataron las ganas de querer. Ahora pod?amos. El subid?n me dur?, ininterrumpidamente, hasta las cuatro de la tarde. No dorm? en el hotel, no dorm?. Pas? a recoger mis cosas y chequeamos salida. Sal? a buscar a Elena y Aldo, alojados en el hotel de al lado, y la cucaracha se port? como una campeona, en el dulce viaje de regreso; cuerpos apaleados, ideas contradictorias, claras y dulces, m?sica imparable que Elena pinchaba cuando yo conduc?a, al borde del suspiro, el coche hacia Madrid. Y es que, yo tambi?n he sentido siempre inmensa man?a por los que no abandonan la playa el lunes y jalean el amanecer. Pero es que… ?nosotros ?ramos diferentes! ?O es que acaso no? ??Lo merec?amos!! Primero nos arremangamos los faldones y ella y yo remojamos las pantorrillas… hasta que las olas empezaron a calar los flecos de una falda que no pod?a subir m?s del comienzo de los muslos. Empez? a darme igual todo. Y dijimos ?por qu? no? Ropa fuera y primer ataque de risas: ?las dos llev?bamos bragas rojas! ??De encaje!! ???Caladas!!! Nos animamos una a la otra. Toda la ropa fuera, salvo las piecitas rojas. Los chicos: Andy y Pablo, no tardaron en hacer lo mismo. Carlos prefiri? quedarse en la arena. Nadamos. Y cualquier recuerdo semejantemente placentero se remonta a muchos a?os atr?s. Fue delicioso. El agua estaba c?lida, navegable. Como dijo Pablo, uno en el agua ya no siente complejos por su cuerpo: flotas, eres ?gil, te sientes bien.

*** Titular: ?Qu? son dos horas de retraso despu?s de diez a?os de espera!
FIB Heineken 2004 Nota de prensa 13 de agosto CANCELACI?N ACTUACI?N DE MORRISSEY: VERSI?N DE LA ORGANIZACI?N DE FIB HEINEKEN 2004 A continuaci?n os detallamos la sucesi?n de hechos que llevaron a la cancelaci?n ?unilateral por parte del artista- del concierto de Morrissey en la recientemente celebrada d?cima edici?n de FIB Heineken. Los contactos entre el artista ?sus representantes en ?ste caso- y la organizaci?n del festival comenzaron sobre las 18.00 horas del s?bado d?a 7 de agosto. Gary Trew ?jefe de producci?n de Morrissey- se person? en la oficina del festival para comentar que un problema con el avi?n de la banda imped?a que la misma llegara a tiempo para la actuaci?n. La organizaci?n quiso conocer la naturaleza del problema y se reuni? con Gary Trew, que pregunt? por la posibilidad de mover el concierto del ex l?der de The Smiths. La primera opci?n que se valor? fue la de recolocar a Lou Reed, pero la organizaci?n la desestim? ?por respeto al artista y a sus seguidores-. A estas alturas y debido al retraso en la llegada del vuelo, la oficina de Transportes y Alojamientos del FIB ?encargados de recoger y atender al artista y a su personal a su llegada a Espa?a- telefonearon al aeropuerto de Stansted, desde donde hab?a partido el vuelo y se pregunt? si ten?an constancia de los problemas t?cnicos que el mismo hab?a tenido, pero la respuesta fue negativa. Los directores del FIB se reunieron con Ana Sanabia ?encargada de contrataci?n del festival- para intentar ver y estudiar todas las posibilidades de reubicaci?n existentes. Abandonada la posibilidad de Lou Reed, se le plante? a Belle » Sebastian ?a trav?s de su oficina de management- la posibilidad de adelantar o atrasar su concierto, a lo que ?sta contest? que no. La siguiente opci?n que se estim? fue la de adelantar los conciertos de Lou Reed y Belle » Sebastian y colocar la actuaci?n de Morrissey en el hueco en el que en principio tendr?an que actuar los de Glasgow, ya que Steven Chapman ?manager de Morrissey y que se encontraba con ?l en Londres- hab?a comentado que necesitaban unas dos horas para poder reflotar el avi?n. Por otro lado, y a la espera de poder arreglar los nuevos horarios para los conciertos de los artistas antes mencionados, la organizaci?n se puso en contacto con la agencia de management de Los Planetas para preguntarles por la posibilidad de adelantar tambi?n su concierto, a lo que ?sta respondi? que no, porque el grupo se encontraba descansando. Mientras se confirmaban las reubicaciones, organizaci?n telefonea a Jed Weitzman -uno de los responsables de Sanctuary Artists Management, agencia de contrataci?n de Morrissey-, y ?ste le comunica que hasta que no se confirme la posibilidad de actuar en el hueco en el que inicialmente estaba programado para Belle » Sebastian, no partir?an de Londres. Finalmente, tanto Lou Reed como Belle » Sebastian acceden a adelantar sus conciertos y dejar el hueco libre para que Morrissey pueda actuar ?no sin salvar previamente infinidad de problemas log?sticos-. La organizaci?n se lo comunica a Jed Weitzman y ?l responde: ??Vamos para all?! ?Qu? son dos horas de retraso despu?s de diez a?os de espera!? Unos diez minutos despu?s de la noticia, Gary Trew le comunica a organizaci?n que el artista, definitivamente, no viene. Inmediatamente, Ana Sanabia llama por tel?fono a Jed Weitzman y ?l le dice: ?Estoy aqu?, al lado de un hombre muy enfermo. He tenido que llamar a una ambulancia?, pero en ning?n momento concreta los motivos, a la par que insiste en que Morrissey est? enfermo, que no hay manera de hacerle subir al avi?n y que tienen que cancelar. Ana Sanabia comunica a la direcci?n del festival que Morrissey cancela definitivamente, a lo que direcci?n responde con: ?Y si act?a ma?ana? ?aunque la agencia del artista no lo hab?a contemplado como opci?n-. Ana Sanabia telefonea de nuevo a Jed Weitzman para ofrecerle la posibilidad de actuar el domingo, a lo que accede pero pide que se incremente el cach? del artista en 60.000 ?. La organizaci?n no acepta la oferta y Jed queda a la espera de que se le ofrezca ?algo? para poner en funcionamiento o no los preparativos para el d?a siguiente. En paralelo, Gary Trew chequea los horarios del escenario verde previstos para el domingo y elige el hueco de Franz Ferdinand. Ante esta situaci?n, la organizaci?n y despu?s de haber valorado todas las posibilidades de reubicaci?n para el domingo ?incluido cambios de escenario, de horarios, etc?tera- y por respeto a los artistas potencialmente perjudicables y a su p?blico, decide dejar de contemplar dicha opci?n. Por otro lado, no se ten?a ninguna garant?a de que Morrissey fuese a venir el domingo. Finalmente, sobre las 23.15 horas del s?bado d?a 7 de agosto, Jed Weitzman env?a un mail a Ana Sanabia en el que dice: ?Estimada Ana: Seg?n nuestra conversaci?n de esta tarde, me veo obligado a abandonar los planes de vuelo para actuar ma?ana. Apreci? vuestros esfuerzos para encontrar un hueco para Morrissey el domingo y entiendo que esto sea completamente imposible para vosotros. Sentimos profundamente que esta crisis m?dica haya hecho imposible que Morrissey estuviera hoy all??. FIB Heineken 2004 www.fiberfib.com

¿Compartes?