El ruido de los medios

Incluso a estas horas, que son las 22 y 37, la redacción no está en calma. Los que hay, hablan alto, piensan en alto, escriben en voz alta. Discuten, con sorna, los titulares, los teletipos. Hay muchas risas a estas horas. Y muchos insultos: «métete tu sinceridad por el culo». Este es especialmente celebrado. A estas horas se trabaja agotando el agotamiento.

En otras redacciones, digo yo, las cosas son bien diferentes, a estas horas. Las rotativas empezarán a sangrar. Pero nuestro pescado ya está vendido y aquí la sangre que queda es otra. Una salpicadura, la de un último coletazo.

El ruido nunca cesa. El ruido de los medios es escandaloso y, si además trabajas en uno, es ensordecedor. «Es necesario alejarse del ruido de los medios», dicen y así uno escucha mejor todos los instrumentos, no sólo los estridentes violines, sino también las líneas de bajo.

Llevo tres días escribiendo un artículo. Mañana publico.

Actualización 21/11/08: Aquí está el artículo prometido, Cuanto mejor se te oiga, más libertad de expresión tienes.

Actualización 1/12/2008 (1): Más sobre el tratamiento de los medios a esta noticia en el artículo Miseria del periodismo de César de Vicente (22 de noviembre en Rebelion.org):

El presentador de Noticias Cuatro, Iñaki Gabilondo, siguiendo la misma estela dice que “definió en sus clases a García Lorca como fascista” y se suma a los adjetivos despreciativos de García Montero hablando de las ideas de Fortes como “delirios” y “barbaridades”. Gabilondo no ha respondido a las preguntas que le envié por correo electrónico, dado que fue imposible hablar con él, referente a las fuentes que permiten decir que Fortes dice esto, pero una redactora de Cuatro afirmó “que eso venía en todas partes”.

Actualización 1/12/2008 (2): Alberto Monreal en defensa de la enseñanza marxista.

¿Compartes?