En el debate sobre menores y móviles importa menos la edad y más el cómo usarlos

Antes o después, bien en un grupo de WhatsApp o en una pregunta rápida a la puerta del colegio, una madre o un padre pregunta a otro: ¿a qué edad le dejaste tener móvil? No hace falta ser el Instituto Nacional de Estadística para conocer la respuesta a la encuestación popular: la decisión más habitual se toma cuando pasan al instituto, a los 12 años; aunque los datos del INE lo refrendan.

El 26 por ciento de los niños y niñas de 10 años tienen móvil propio, según datos del INE de 2018. Así como el 41 por ciento de los de 11 años. El salto definitivo llega, como decíamos, a los 12 años, donde tres de cada cuatro lo tienen. La progresión desemboca en que disponen de móvil un 95 por ciento de los que tienen 15 años, a pocos puntos de la totalidad. ¿Y qué ocurre antes de los 9 años? Otro estudio potente, EU Kids Online, cofinanciado por el Gobierno de España y la Unión Europea, advierte de que los menores de entre 9 y 10 años pasan una media de dos horas diarias conectados a internet, un 43 por ciento de ellos mediante el móvil.

Pero sería naíf pensar que los 9 años es la verdadera edad de iniciación al mundo conectado, a pesar de que sea la edad a partir de la cual preguntan las encuestas. “Un simple vistazo a nuestro alrededor nos indica que quizás desde edades muy tempranas se está teniendo acceso a contenidos en línea, tanto lúdicos como educativos”, apunta Cristina Gutiérrez, experta en ciberseguridad en el área de menores del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). “El menor accede en primer lugar desde los móviles de los padres”, añade. Y eso sucede a partir de los dos años de edad».

…Sigue leyendo en eldiario.es

En la foto estoy hablando con Laura Garaboa, policía nacional miembro del equipo de redes sociales de este cuerpo de seguridad, durante un acto del Club de Malasmadres en el que se presentan algunos de los datos que se recogen en este artículo. La foto ha sido proporcionada por Malasmadres.

¿Compartes?