Fallece el músico Ernesto González, de Grupo Salvaje y The Pribata Idaho

Amigos cercanos al músico madrileño Ernesto González han informado en la tarde del martes 19 de mayo de su fallecimiento, a consecuencia de una larga enfermedad, a los 55 años. González lideró los grupos The Pribata Idaho, avanzadilla de la escena de pop independiente de los 90 y, posteriormente, Grupo Salvaje.

Apasionado por la música anglosajona de los 60, gran admirador de los Byrds, descubridor incansable de grupos olvidados, sus influencias calaron fuertemente en sus canciones, rodeándolas de una gran riqueza melódica, intensidad, guitarras fronterizas — con especial gusto por la Rickenbacker de 12 cuerdas— y su peculiar voz, con la que cantaba en inglés. The Pribata Idaho se formó en 1988, aunque no apareció su primer disco, Cactus Juice, hasta 1992, seguido de Sueroine (1994) con unas icónicas portadas dibujadas por Mauro Entrialgo. Fue un grupo epigonal entre dos generaciones musicales y, por ello, quizás siempre difícil de encasillar, algo que le sucedió durante toda su carrera y de lo que hacía gala.

En una entrevista en el año 2013 para la revista Mondosonoro, con motivo de la aparición del tercer y último disco de Grupo Salvaje, titulado III, el músico dijo: “a lo mejor es una percepción mía de estar al margen de todo, como flotando en un limbo, y dando también una sensación que no es real. No nos queremos esconder, ni tener tan poca actividad como aparentemente tenemos, pero es verdad que por alguna razón andamos en una nebulosa, un tanto desubicados. Encontrar el sitio al que pertenecemos no es fácil”.

Sigue leyendo en eldiario.es

¿Compartes?