Irse de casa

Cuando Paco se fue de casa, su madre le regaló ‘1080 recetas de cocina’ de Simone Ortega. La edición blanca. Veinte años después, Paco compró para su hija Marina una copia del mismo libro, edición azul, con una foto en la portada que contiene un ejemplar de la vieja edición blanca servido sobre un plato. En la portada del libro y en el gesto de Paco hay un guiño a la continuidad del saber popular, del cariño y del cuidado canalizado a través de la cocina. Cuando Simone Ortega murió, Paco escribió en su blog que, cuando se fue de casa, aunque su madre no le escribió una dedicatoria, lo que le quería decir con este regalo es: «No me puedo ir contigo, pero te doy este libro para cuidarte bien».

Marina, como su padre, piensa que la receta de Simone Ortega para hacer las tortitas es «infalible». La cocina y la música acompañan la historia de esta familia que vive en Villarrobledo y está formada también por Juli, la pareja de Paco, y el hijo menor de estos, Pablo. Marina, música profesional, tiene 21 años y se fue de casa con 17. Pablo, que cumplirá 18 en noviembre, está a punto de irse para el inicio del curso en Albacete. Juli y Paco se quedan solos. Habrá un silencio nuevo, habitaciones vacías, responsabilidad a distancia. Podrán dedicarse más, admiten con alegría y rubor, a la cocina y a la música.

…Sigue leyendo en eldiario.es

¿Compartes?