La materia negra avanza

historia

 

Dark Matter es toda aquella información que existe en internet y que un motor de búsqueda como Google no puede encontrar ni indexar. Toneladas de información cautivas en apps, servicios de mensajería, visuales sin metadatos o grandes estructuras blindadas como Facebook son los albergues de esta materia negra.

No se sabe cuánta cantidad de materia negra hay en internet (¿90 por ciento?, ¿85 por ciento?, ) pero podemos hacer una proyección sabiendo que en un minuto se publican 4 millones de piezas de contenido en Facebook, Twitter e Instagram. En esos mismos 60 segundos, YouTube recibe una ingesta de 400 horas de video. Durante este tiempo, Google ha procesado 3 millones de búsquedas.

Hay una única persona en la Tierra, llamada Mark Zuckerberg, que puede decidir cuánta materia negra quiere que haya en el mundo, abriendo o cerrando las redes sociales de las que es dueño: Facebook, Instagram y WhastApp. El 31 por ciento de la humanidad tiene un perfil en alguna red social.

Para mí, Facebook es mi Leviatán. Simboliza el reverso tenebroso de lo mejor que tiene internet. Es un clásico ejemplo de apropiación de la libertad ajena para el enriquecimiento personal aderazado con la devolución de una fantasía, una ilusión, de libertad de sus usuarios.

Me emociona mucho encontrar gente trabajando no ya en tirar torpeditos a Facebook (causa perdida) como hago yo, sino pensar a lo grande: cambiemos la estructura de internet para que Facebook deje de ser necesario.

Me gustaría llamar vuestra atención sobre G, The Universal Database.

G es una potente plataforma social media que permite a la gente usar de manera sencilla graph databases para construir repositorios colaborativos de conocimiento.

G mostrará al momento el contexto y el impacto de las noticias en sistemas complejos. Cada granito de información contribuirá a un marco general.

G proveé una herramienta que hemos perdido en el ecossitema de los social media. Es todo un logro para el mapeo de la información y los entornos colaborativos, desde los proyectos escolares al análisis de datos de las grandes empresas.

G es el wiki del futuro y una nueva manera de usar los social media.

Forma parte de los impulsores de este proyecto la activista Heather Marsh, a quien he tenido la suerte de conocer hace poco. Explicar lo que está haciendo a una chica de letras un poco berzotas como yo no es fácil, pero con estos dibujos me hice una buena idea. No se trata de crear un nuevo Twitter ni un nuevo Facebook sino de abrir un agujero en lo que tenemos que permita acceder a información confiable saltándonos la materia oscura. Darle a internet una estructura alternativa. Subvertir el sistema.

Imagina un cubo. Internet es el agua, es el cubo y es todo lo que hay dentro. Las plataformas que usamos para comunicarnos son pequeños cubos introducidos dentro de ese cubo. Es como un viejo bar de Madrid al que iban los universitarios en los 90. La especialidad eran los submarinos: una buen ajarra de cerveza con un chupito de whisky en su interior. Cojamos ese cubo y hagámosle un agujero en su base. Eso es G.

G

El siguiente esquema es menos poético. Arriba a la izquierda vemos dos cuadrados. El primero, en la esquina, es una página web con información. La www se crea cuando subios a un servidor otra página que enlaza a la primera. Que la indexa, quizá. Esto funcionaba muy bien. Pero llegaron las grandes plataformas y construyeron un muro de información (ese largo pie que vemos dibujado bajo cada una de esas páginas). Son paredes estancas y la comunicación es puramente vertical. A la derecha del boceto vemos la propuesta de Heather Marsh. Abajo del todo tenemos una capa de información de bases de datos y networks confiables (“Data” en el dibujo) . ¿Cómo accedemos a ella? La mejor manera es saltarnos las plataformas, el spam, la propaganda, los social media y todas aquellas vías de entrada estancas y mediatizadas, apoyandonos en una red de fuentes cofniables, que se configuran como constelaciones o redes de confianza. Serán nuestras redes de confianza (cada uno tiene las suyas, no siempre son las mismas) las que decidan cuándo algo es importante, en lugar de Facebook o Google.

heathermarsh G

Aquí una imagen de cómo sería el interfaz de G, tomada del blog de Marsh:

Es más complicado de lo que yo torpemente he conseguido explicar. Para una aproximación al detalle, he aquí este texto. Digo que es complicado, pero en realidad la idea es muy sencilla y por eso es tan brutal. Este proyecto necesita manos y donaciones. Ambas contribuciones pueden canalizarse desde aquí.