La revancha vecinal: aquelarre en Aravaca

Acto contra la censura en Aravaca

Los Pastor preparan la revancha contra la censura en Aravaca

Pedro Pastor y su padre Luis darán sendos conciertos en un Aravaca en fiestas. No es lo que estaba previsto, pero sucederá a la misma hora y a unos 750 metros del lugar reservado para la actuación de honor de los festejos, la que pone el broche final el domingo por la noche.

No serán dos conciertos, tal y como la Comisión de Fiestas de la Junta de Distrito los había planificado. Serán mucho más cortos y el sonido no sonará, necesariamente, tan profesional. Nada de eso importa ya: la técnica pasa a un segundo plano cuando la movilización entra en juego. El evento será un acto de apoyo, una concentración de personas molestas o preocupadas por la anulación de esas dos actuaciones y, en general, por lo que interpretan que esta cancelación significa. Contará con un escenario por el que pasarán estos dos artistas, pero también muchos otros, como Rozalén, Ismael Serrano y Los Fesser, el grupo que fue llamado a sustituir a los Pastor en un primer momento y que declinó la oferta.

…Sigue leyendo en eldiario.es

Aquelarre vecinal en Aravaca

No fue hasta que la noche empezó a comerse a la tarde cuando la fiesta se apropió, con alegría, del concepto de aquelarre. Mientras la noticia saltaba de pantalla en pantalla, la palabra salpicó el escenario. Horas antes, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, había alertado del «aquelarre que pretende montar la izquierda esta noche en el distrito de Aravaca». El acto, un festival de más de cinco horas de música y poesía, organizado por dos pequeñas asociaciones vecinales y con los conciertos de Pedro Pastor y Luis Pastor como platos fuertes, era para el jefe del consistorio un «espacio de confrontación».

Luis Pastor, francotirador de la canción comprometida desde 1972 y siguiendo, explica a eldiario.es al bajar del escenario a las once y media de la noche qué ha sido para él ese «aquelarre»: «Un acto de ciudadanía, de democracia, una demostración de que la censura no va a acabar con la poesía, con la palabra, con la actitud reivindicativa, solidaria y generosa». Habla a la grabadora pero mira más allá: «La cultura está por encima de ustedes, señores, de sus ideologías, sean de izquierdas o de derechas. Vayan aprendiendo».

Rebobinemos, por favor. Ya lo hemos contado pero no está de más recordarlo. Este verano, la empresa adjudicataria de la organización de las fiestas de Aravaca recibe la orden del Ayuntamiento de Madrid de alterar la programación musical prevista y acordada en la Comisión de Fiestas de la Junta de Distrito. Se trata de las actuaciones de Pedro Pastor y los Locos Descalzos y de Luis Pastor. La productora ya había firmado las contrataciones y se ve obligada a romper los contratos e indemnizar a los artistas. Pedro Pastor lo califica de censura. El Ayuntamiento dice que el criterio es musical, que es necesario darle «otro aire» al cartel para que un público más amplio se sienta representado.

Atención, spoiler: al acto reivindicativo han acudido —al tanteo y por lo alto— unas tres mil personas; al concierto de Team D’Luxe, grupo escogido para sustituir a los Pastor, que se celebraba al mismo tiempo en el Recinto Ferial, unas pocas y desangeladas decenas.

…Sigue leyendo en eldiario.es

¿Compartes?