La boda de los Croma (2)

«Queridos Felipe Croma Piedra y Vero, los planes son como un deporte de riesgo: cuanto m?s conf?as en ti y en tu o tus compa?eros m?s disfrutas de la aventura y con mayor facilidad olvidas los problemas que ?sta entra?a. Las dificultades, que provienen de uno mismo, del azar, de los padres, de los fantasmas, del mal tiempo o de la ignorancia atrevida acosan, con el paso del tiempo, nuestra voluntad de planificar el futuro. Sin embargo, cuando alcanzamos y realizamos nuestros proyectos, se escurren de nuestras manos sin habernos dado cuenta y r?pidamente pasan a formar parte de un imaginario com?n, algo que ahora s? es indestructible, inalcanzable para los enemigos, secreto, privado y vivo para siempre: los recuerdos. Que este d?a se quede guardado en vuestra memoria de esa manera. Y de igual modo ?esperamos- nuestro regalo: quisi?ramos que, con este cheque, hici?rais un viaje breve a un lugar no muy lejano, ?al que no haya que llegar volando!, y a nuestra salud. Que lo disfrut?is intensamente. Y que lo record?is siempre.»