Llega al cine el documental que duda de la veracidad de ‘Muerte de un miliciano’

La emblemática fotografía de Capa ha sido acusada de montaje durante muchos años, aunque un reciente hallazago de negativos pretende probar su verosimilitud

Desde 1975 se ha cuestionado la verosimilitud de la más famosa imagen de Robert Capa, Muerte de un miliciano, desde que se publicó el testimonio de un colega de Capa que dijo que aquél le había confesado que fue una puesta en escena

Hace más de un año se dio a conocer la existencia del documental La sombra del iceberg (más información sobre la película en este PDF), dirigido por el profesor de la Universitat Jaume I de Castelló Hugo Doménech -quien había realizado una tesis doctoral en el año 2005 basada en un estudio técnico al respecto– y Raúl M. Riebenbahuer.

La duda que plantea el documental se basa en la supuesta identidad del miliciano, Federico Borrell, conocido como Taino. La identificación se produjo en 1995, cuando Mario Brotons -un alcoyano que luchó en el frente de Córdoba y escribió un libro de memorias- le mostró a la sobrina de Borrell la imagen y ésta le reconoció.

Brotons murió poco después y la noticia del nombre y apellidos del miliciano dieron la vuelta al mundo. En el documental, el hijo de Brotons pone en duda la investigación realizada por su padre. La investigación incluye análisis forenses y fisonómicos y entrevistas con las personas más implicadas en la defensa del patrimonio de Capa.

El film vuelve a estar de actualidad debido a su llegada a los cines el próximo 19 de diciembre, aunque entre su realización y la fecha de estreno han sucedido nuevos acontecimientos en el estudio de esta misteriosa y carismática fotografía.

En enero de 2008 se hizo público el hallazgo de una maleta con 3.000 negativos de la Guerra Civil Española, realizados por Capa y su compañera sentimental Gerda Taro. Los investigadores del Centro Internacional de Fotografía de Nueva York (fundado por el hermano de Capa, Cornell Capa, fallecido este mismo año) comenzaron el estudio y clasificación de los rollos con esperanza de encontrar la secuencia fílmica que aclarara o desacreditara la veracidad de la imagen. Quienes la ponían en duda afirmaban que se trata de un montaje, una dramatización o recreación durante un momento de descanso.

Capa como pionero del cine bélico

«Nosotros somos de la opinión» comentan los realizadores en una entrevista (PDF), «que si fue producto de una puesta en escena, ésta fue magnífica y Robert Capa sería un pionero del cine bélico que continuamos consumiendo. En definitiva, si es una teatralización de la muerte, fue y sigue siendo, en nuestra opinión, una imagen magistral que cumplió con su objetivo de forma eficaz».

Como avanzadilla, se realizó una exposición en Londres presentando las primeras imágenes recuperadas, así como los disparos tomados antes y después de la emblemática captura. Para el comisario de la exposición, el también fallecido recientemente Richard Whelan, la ráfaga de disparos fotográficos demuestran que no era una foto preparada.

«Lo que hemos averiguado con estas nuevas fotos de ese día, y que ignorábamos antes, es que no se tomaron en el fragor de una batalla, sino en un momento de poca actividad en el que los milicianos recrean escenas de batalla para los fotógrafos», explicó a Efe la comisaria de la exposición, Cynthia Young, que colaboró con Whelan.

Esta muestra que supuestamente prueba la veracidad de la imagen se podrá ver en el Museo Nacional de Arte de Cataluña en junio de 2009.