Lo mires como lo mires

Lo mismo me escribo una columna de opinión recomendando a los hombres que solo leen literatura de hombres, libros extraordinarios escritos por hombres que les están pasado desapercibidos, que no están leyendo.

En el texto, no me olvidaré de tratar a esos hombres (a los que les recomiendo los libros que yo considero extraordinarios) como críos caprichosos, vanidosos y desorientados.


La foto es de Cinzia Giordano.

¿Compartes?