Malvestida

Un malware se instaló en la pequeña carpeta que pago mes a mes en un servidor de internet y Piensa Solutions, la empresa que la posee, capó al acceso a mi blog.
Si hubiera tenido ganas e interés no habría estado pagando inútilmente sin arreglarlo. Tampoco escribía. Tampoco me leíais.
Hoy estaba tan desganada de la vida que he dedicado un rato a actualizar el wordpress y limpiar un poco los restos de la fiesta, que al parecer no ha sido muy destroy.
En teoría esto debería volver a funcionar en breve, pero no me refiero a que yo quiera escribir o vosotros leerme.

¿Compartes?