Muy tonta

Dios, qu? fr?o. Est?bamos ayer en el cacahuete, nuestro habitual centro de reuni?n para vinos y tostas desde que el blanco y fr?o P?dron se instal? en el local del Maes de Flandes, cuando nos levantamos todos r?pido de un respingo para correr a la puerta al primer aviso de nieve. Pero no eran m?s que grandes copos de agua-nieve que ven?an a desmentir esa corriente de opini?n general que ayer dec?a «hoy nieva». Mentira. Al menos mentira en la ciudad de Madrid. Tengo especial inter?s en que nieve para poder culminar uno de esos m?ticos momentos est?ticosimb?licos m?os: Juanjo y yo por fin hemos terminado (bueno, ser?a m?s justo decir que por fin ?l ha terminado de dibujar superando mis constantes dudas, presiones y rectificaciones) nuestra segunda historieta que ser? publicada en el TOS 4 (?quiz? el ?ltimo TOS?) titulada «Huellas sobre la nieve». Es una adaptaci?n de la parte final de aquel diario er?tico de ficci?n que algunos hab?is le?do.

¿Compartes?