Pedro Otero, nuestro Capitán Lágrima

Ya había contado aquí un recuerdo, de los muchísimos que aún tengo, de mis primeras conversaciones con Pedro Otero, el locutor del programa de radio El Kastillo de las Lágrimas, que emitía la radio libre Onda Latina y del que yo era devota oyente, entre interferencias y chasquidos de la fm madrileña.

Con Pedro Otero

Ese párrafo me motivo a escribir algo más largo sobre él, pues en la web hay poco: lo mejor es una entrada en la wikipedia sobre su programa de radio que ha sido borrada el 20 de marzo por no ser wikipédico (qué bien que me guardé una copia en PDF). Está también este estupendo post en Aplasta tus gafas de pasta, una entrevista que les hizo a Días de vino y rosas, unas menciones en el blog de Diana Aller y un par de párrafos escritos por César Estabiel al hilo de Poch. Poco más.

Escribe César: «Conocí a Pedro Otero Ex Furalita en algún encuentro de fanzines, de esos que había a principios de los noventa y que lograba juntar a indies, rebotados de la movida, progresivos y Subterfuge. Otero siempre llevaba un maletín de ejecutivo en el que escondía una botella de calimocho y casetes grabadas con discos españoles descatalogados. Tenía un pequeño sello de cintas magnéticas, El Legado Intimo: precioso acto de piratería y un auténtico servicio social. Todos los meses le compraba algo: grabaciones industriales, pop siniestro, el disco de Derribos Arias,… Hasta que le sentaron frente a un juez. Para él fue el principio del fin del sueño de Madrid. Lo que después supe de él es que vivía en las montañas, en un pueblo asturiano».

…de Santander, en realidad.

Pensé que sería buena idea reivindicar su legado (íntimo y social) y por ello le escribí para entrevistarle. No me contestó, pero escribí un artículo igualmente. Es esto, leedlo por favor: «Capitán Lágrima, una fantasía de los 90», en Madriz.com.