Psicosis de amigo

Nada, que aquí a mi lado tengo media docena de rosas para regalárselas esta noche a Psicosis Gonzáles, perdón, Norberto Di Giorno, que cierra esta tanda del espectáculo tanguista en el María Pandora. Como a Aldo le da vergüenza ir por ahí con las flores, nos quedamos sin cenar y hacemos tiempo en la oficina, mientras me releo la LSSI y me doy cuenta que vaya una preparación tan poco romántica para lo que nos espera esta noche. Noches intensas, las de esta semana. Porque ayer fuimos a ver a Los Labios Ardientes y casi reboso de la emoción. Después, un buen rato de petardeo moderado en la fiesta del décimo aniversario de Vanidad. Llegué (llegamos: Mamen, Aldo, Fernando Vacas de Flow, Ana Sanabia, Julio Ruiz) tarde al concierto de Ciëlo. Cocó estaba increíble, de todas formas. Mario no tocó con él. Encuentros curiosos (la primera novia de mi segundo novio, a la cual no ve´ia desde el instituto), Pas, Ramiro y Elena, Fede Serra, Javier Mendoza…

¿Compartes?