Qué horrible ciudad esta, o igual todas son así

Qué decepción de mundo, qué horrible ciudad esta, gobernada por tarugos y, lo que es peor, poblada por tarugos gobernados.
Qué triste, qué aburrida. Qué decepción de lugar en el que vivo en el que nadie quiere que pase nada, donde todos prefieren dedicarse a leer sus libros, a mirar sus series de televisión, a tomar sus Coca-Colas e irse a casa, o a comprar los muebles a Ikea o a comprar la ropa a Zara, que se les hace tarde.
La gente sufre de atracción por parecerse los unos a los otros. Destacar da pereza, o es imposible. Hacer lo imprevisto está penalizado.

¿Compartes?