Richey Manic está oficialmente muerto

La familia del que fuera guitarrista y letrista de Manic Street Preachers se ha dado por vencida casi catorce años después de su desaparición

Richey James Edwards fue el primer letrista y guitarrista de Manic Street Preachers y fue visto por última vez en Londres el 1 de febrero de 1995. Su coche fue encontrado, 17 días después, en una gasolinera cerca del puente Severn, una elección habitual de muchos suicidas.

A pesar de ello, sus fans, que eran muchos y fervientes, han perseguido una quimera, declarando haberle visto en las playas de Goa (noviembre 1996), en Corralejo, en la isla canaria de Fuerteventura (noviembre 1998) o en la playa de Famara, en Lanzarote (2004). Pero, como si de avistamientos ufológicos se tratara, no hay más pruebas que las de los testigos visuales. Su cuerpo nunca fue encontrado.

Tras su desaparición, sus padres publicaron, durante tres días, esta nota en los periódicos locales: «Richard, please make contact. Love Mum, Dad and Rachel» (Richard, por favor, contacta con nosotros. Con cariño de mamá, papá y [su hermana] Rachel). La esperanza continuó viva incluso en el año 2000, cuando su madre apareció en televisión pidiendo a Richey que volviera. Pero nunca hubo ningún contacto así que trece años después la familia se ha dado por vencida y ha pedido a un juez que le declare presuntamente muerto.

Según la legislación británica, una persona puede ser declarada legalmente muerta siete años después de su desaparición.

De alguna manera, los miembros de su grupo, James Dean Bradfield, Nicky Wire y Sean Moore, a pesar de seguir con su carrera, no han aceptado su muerte, por lo que han estado guardando en una cuenta a su nombre un cuarto de los royalties que generaban sus canciones.

Al no dejar testamento, sus padres han controlado su herencia, que asciende a 455.990 libras (536.000 euros) y que ellos podrán cobrar tras deducir 78.442 libras por los impuestos de transmisión patrimonial.

Un último disco de Richey

Una portavoz, Terri Hall, lo ha dado a conocer a la prensa británica y ha afirmado que se trata de un asunto «altamente emocional» para los miembros del grupo, que respetan la decisión de los padres, por lo que no harán más declaraciones.

En la próxima primavera Manic Street Preachers editará un disco de canciones compuestas a partir de letras inéditas de Richey Edwards, sus títulos provisionales sonJournal for plague lovers o I know I believe in nothing but it is my nothing y nueve canciones ya han sido grabadas bajo la producción de Steve Albini, tocadas en directo y grabadas en cinta analógica, nada digital, según explican en su web.

El grupo las ha guardado durante casi catorce años y cree que este es el momento adecuado para editarlas. Los Manics sacaron cinco discos sin Richey, siendo el último que contenía sus canciones el álbum de 1994 The Holy Bible. El nuevo trabajo «será una continuación de The Holy Bible en muchos aspectos», escribe el grupo en su web, «celebra el genio de sus palabras, lleno de amor, ira, inteligencia y respeto. Tenemos que hacerlo magnífico. Deseadnos suerte».

CC. Elena Cabrera. Artículo publicado en ADN.es

¿Compartes?