To the center of the city in the night, waiting for you.

Aunque no podr? publicar hasta el lunes, escribo esto el s?bado de madrugada (son las cinco y media, casi podr?a decir que es domingo por la ma?ana), mientras canta Ian Curtis sobre un escenario oscuro en el televisor. Le observo en reojos e intento verle como un clon hibridado entre Mr. Bean y Chiquito de la Calzada pero no soy capaz. Hoy no triunfa la iron?a. Est? drogado, enfermo o desesperado y parece que no fuera a recordar en qu? momento entra la estrofa. Terriblemente atractivo, en su fragilidad sentida o forzada, en su exceso y en su desmayo. Grita mientras canta ?Transmission? y paso del deseo a la envidia. Ojal? saliera de mi esa furia, en lugar de devorarme hacia dentro. Esta tarde han estado en mi casa Carlos Revillo, Nacho y Aldo. Lo pod?is comprobar en las fotos. Nos lo hemos pasado bien: Family, Joy Division y New Order en el televisor, t? sobre la mesa, yo en el suelo, y muchos nombres propios en nuestras bocas. Me hubiera gustado ir al Coppelia esta noche, pinchaba David Carretta. Pero, despu?s de cenar en La Viga, Sandra y yo acompa?amos a Aldo al Lolita, donde pinchaba de dos y media a cinco y media. Le hicimos de apoyo en plan Linarettes. Las Terr?n se quedaron en asa debido a que Silvia estaba en el ba?o gritando «Traaaaaaampaaaaaaa». El fin de semana comenz? con un buen concierto de Mobiil en esa cueva del Caf? de la Palma la cual, vistas las opciones, la verdad e que es un sitio que no est? nada mal. Sukiyaki tocamos all? en una ocasi?n durante una fiesta del fanzine Idiota y Diminuto que hac?a Juanjo el R?pido, conocido ya por los lectores de este weblog. La actuaci?n de los franceses fue preciosa aunque demasiado larga. All? estuvimos con Sandra, Pablo Vinuesa y Pablo Mart?nez (Tan Low). Tambi?n nos encontramos con «mi primo», ?scar Cabrera. Y hasta aqu? la lista de conocidos, ya que se trataba de un concierto medio improvisado sin apenas publicidad. A la salida hallamos a Nacho R. Piedra acodado en la barra esperando que terminase el concierto (lleg? tarde y pens? que estaba «a punto» de acabar y debi? de prolongarse casi tres cuartos de hora m?s) y tambi?n a Abel, de muy buen humor. Al poco pusimos rumbo al Cock, donde Ramiro e nos estaba esperando tomando un gimlet. All? ten?an que reunirse con nosotros Pablo Vinu? y Nacho pero se entretuvieron y nos encontramos con ellos un poco m?s tarde, en el Gris. Donde, por supuesto, estaba pinchando el Queco. El Cock estaba hasta arriba y Ramiro esper?ndonos. Al poco llegaron Carlos, Nacho y M?nica y, tras presentaciones y codazos de los camareros, al fin conseguimos mesa. Una vez asentados pudimos hablar un buen rato sobre genealog?as asturianas, fue muy divertido. El Gris, por suerte, no estaba demasiado lleno. En un momento de alborozo, Javi pinch? una de las nuevas canciones de Lost Balance (no sabr?a recordar el t?tulo, pero es bell?sima y seguro que ir? en el nuevo disco) y acab? la sesi?n con el ?xito de Los Volcanes. Depu?s, algunos mochuelos se fueron a sus olivos y otros se atrevieron con el Ocho y Medio, ah?…, a vivir la noche indie madrile?a, s? se?or. Como yo no fui, no tengo nada m?s que contar. El s?bado por la ma?ana, entre un recado y otro, me acerqu? a Carabanchel a recoger dos de mis posters enmarcados: «Simple Pleasures» de Tindersticks y uno del «Optic Nerve» de Adrian Tomine; a quien me quiera preguntar, recomiendo la tiendita, est? un poco lejos pero muy bien de precio. Y por la tarde, t? y simpat?a en mi casa, como cuentan las fotos y los comentarios m?s arriba. Nos lo pasamos realmente bien. El domingo a media tarde fui a despedirme de Carlos y a darle los VHSs que hab?amos copieteado en casa. Despu?s camin? hasta Callao, donde hab?amos quedado los de siempre (Fran, Silvia, Noelia, Sandra, Aldo y yo) y, como est?bamos poco imaginativos y la pierna del calvo est?, digamos, un poco amoratada, decidimos comprar guarrer?as e improvisar una cena en su casa (donde acabaron cayendo incluso unas gulas al ajillo!) con T?mbola de fondo y despu?s la gala de la programaci?n de Antena 3. Todo un cl?sico de la temporada.