¡Trompa!

Primer día de Viñetas: mañana de montaje y tarde de ventas. Conozco al fin a Christian Osuna (Under Cómic) y hablo largo rato con Adrián López (Aralia, www.mundofreak.com). Del stand del primero pillo La Guía del Cómic (http://www.laguiadelcomic.com) con portada de Calpurnio dedicada al Viñetas. En el puesto del segundo me compro una camiseta de Álex Fito y tres números de la revista Madriz (el 1! -enero 84-, el 9 sept/oct 84- y el 20-21 sept/oct 85-; busco el 15, si alguien lo tuviera repetido o supiera dónde comprarlo que me informe, por favor). En el stand de Mundofreak están triunfando gracias a las chapas, comento con Adrián la posibilidad de cambiar el rótulo del puesto y donde pone Mundofreak que ponga Chaperos. Me informa también de que este sábado pincha en el Playa Club, ¡habrá que ir!

Me he indignado un poco con la exposición de los autores de editoriales independientes (1977-2002) del Quiosco Alfonso. Apenas hay informaci?n sobre los originales: no hay fechas en ningún caso y en muchas de las páginas no reseñan ni tan siquiera a qué obra pertenece. Son las tres de la mañana y no tengo sueño, mientras escribo esto me mando SMSs con Carlos Revillo (www.desorden.net) y quedamos en que comienzo mis colaboraciones sobre cómic en Desorden con un artículo sobre Viñetas Desde O Atlántico. Me hace mucha ilusión. En estos instantes él está en Ponferrada releyendo viejos Astérix. No estoy muy lejos, la verdad. Después de muchos emails y SMSs durante el invierno, al fin nos vimos las caras en Benicàssim. Constaté que era cierto lo de que Carlos es el hermano de Harry Potter y, como apenas tuvimos tiempo para hablar, no me di tiempo a parecer muy borde (que es la impresión que de mí se lleva la gente que me conoce por primera vez en el FIB).

Después de chapar, hemos ido todos a cenar al Loix, han caído dos jarras de xoven bebidas en taciñas y también pimientos, chipirones, raxo, calamares,? Más tarde hemos entrado en un café de la calle San Andrés y allí hemos hablado de Felipe H. Cava y del Watchmen de Alan Moore. Durante la conversación me tomé mi clásico café solo con hielo que me está mantiendo despierta a estas horas (o quizás, como dice Carlos, es el jetlag postFIB). Después, la delegación de Tos al completo me acompañó hasta mi portal. Me vuelvo feliz a casa con dos regalos: un precioso (¡y práctico!) bolso marca Helene y un muñeco de Xinchan. El muñeco me ha puesto totalmente tola y me he tirado la tarde entera hablando como si fuera Xinchan, hasta que Juanjo me espetó un «Elena, lo poco agrada, lo mucho cansa» o algo así y comencé a contenerme. Ehhh!

¿Compartes?